Resultado de imagen de isaac castellano

Jesús Ramos muestra su preocupación porque Canarias “pase de contar turistas a contar parados” ante la ausencia de un plan específico que responda a la realidad que presenta cada Isla y mientras el consejero Isaac Castellano no plantea ninguna solución.

 

Destaca la necesidad de activar un plan que marque la senda a recorrer para que el sector genere riquezas a los canarios, al tiempo que contemple actuaciones ante posibles eventualidades

Agrupación Socialista Gomera (ASG) reivindicó en sesión plenaria esta semana la necesidad de que Canarias cuente con una estrategia clara y eficaz para afrontar el desarrollo del turismo en las Islas y velar por un modelo que genere riquezas a los canarios.

El diputado de ASG Jesús Ramos mostró su preocupación por la posibilidad de que Canarias pueda “pasar de contar turistas a contar parados”, ante la ausencia de una estrategia turística que proteja un crecimiento turístico sostenible que apueste por la excelencia de la calidad.

Es por ello que urgió a la Consejería de Turismo a activar lo antes posibles este plan para sentar las bases de la senda que hay que recorrer en esta materia, así como para prevenir posibles eventualidades. “Debemos tener un plan que mitigue la afección al turismo ante situaciones que pueden darse como las falsas noticias publicadas hace meses en la prensa inglesa en las que alertaban de una amenaza de erupciones volcánicas en las Islas o incluso de ataques terroristas”, apuntó.

Al respecto, criticó, entre otras cuestiones, que en torno al alquiler vacacional se esté creando una “auténtica regulación Frankenstein”, puesto que según explicó “estamos cogiendo ordenanzas municipales, les estamos dando competencias a los cabildos, que en muchos casos no pueden asumir ni legislar en este sentido por falta de medios, y a todo este batiburrillo le sumamos que seguimos a la espera del nuevo decreto autonómico y de la legislación del Gobierno estatal”.

En este sentido, mostró su preocupación por las numerosas familias que siguen a la espera de que se regule esta actividad, ya que en muchos casos, conforma su única fuente de ingresos, “por lo que no podemos dejarles en un limbo ni generar inseguridad jurídica en torno a esta actividad”.

Un vez más, puso a La Gomera como ejemplo de Isla en la que conviven a la perfección el alquiler vacacional y el residencial. “Es una muestra más de que las soluciones no pueden ser iguales en todas las Islas, porque cada una presenta realidades distintas, por lo que deben adaptarse a sus singularidades y especificidades”, indicó.

Ramos también aludió a otros problemas en los que ha derivado la escasez de vivienda como es el drástico repunte en los precios de venta o alquiler, algo en lo que ha repercutido el alquiler vacacional.

Por otra parte, hizo especial hincapié en la necesidad de reforzar los planes de Mejora y Modernización (PMM), puesto que se trata de “una herramienta esencial para modernizar los espacios turísticos más obsoletos de las Islas”.

El diputado gomero se interesó por conocer el número de pymes o autónomos que se han acogido a los programas de incentivos del Ejecutivo autonómico para poder renovar sus negocios, ya que, tal y como comentó, “la mayoría de los canarios son propietarios de pequeños establecimientos y no de cadenas hoteleras”.

Por último, también reclamó “medidas eficaces para lograr, de una vez por todas, que el sector del turismo acoja empleo de calidad, ya que son muchos de los trabajos, en especial los que desempeñan las camareras de piso, que siguen padeciendo los continuos abusos derivados de unas condiciones precarias”.

Nueva Canarias ofrecieron para el debate las siete enmiendas parciales registradas al Proyecto de Ley (PL) por el que se deroga el apartado c) del artículo 4.2 de la Ley de 2013 de Renovación y Modernización Turística de Canarias.

Rodríguez explicó que las propuestas alternativas de NC pretenden fijar una regulación rigurosa del alquiler vacacional, evitar la “barra libre” en la construccion de nuevos establecimientos hosteleros fomentada por el Ejecutivo de Fernando Clavijo y la promoción de un modelo de desarrollo sostenible de calidad que garantice el futuro del principal sector económico de las islas.

Durante la comparecencia solicitada al consejero de Turismo, Cultura y Deportes, Isaac Castellano, el portavoz de NC acusó al Gobierno de haber desmantelado el modelo de crecimiento “contenido” decidido por el Parlamento, con las leyes aprobadas entre 1995 y 2003. Un proceso que ha dado paso, en opinión de Rodríguez, a un proceso “desarrollista, sin control, sometido a los intereses del mercado, que son los intereses de la minoría, y tensionado por el alquiler vacacional, el nuevo fenómeno sobrevenido que campa a sus anchas” en las islas con 135.000 camas detectadas, de las que sólo 18.000 son legales.

Las consecuencias de la desregulación, en opinión de NC, ha derivado en el consumo masivo del territorio, de infraestructuras, deterioro de los servicios públicos y, por útimo, la construcción ilimitada de nuevas plazas alojativas con la reforma de la PL del gabinete de Clavijo, que se tramita en estos momentos en la Cámara.

Román Rodríguez apeló a la responsabilidad del Parlamento para “recuperar” los mecanismos de control para un crecimiento ordenado y sostenible que garantice el futuro del sector. Tras censurar al Gobierno de CC que incumpliera los compromisos adquiridos para hacer un estudio sobre la capacidad de carga del territorio, para desarrollar los reglamentos de los estándares de calidad, para realizar la evaluación exigida por la norma de 2015 sobre la renovación y modernización turística y sobre el nuevo decreto del alquiler vacacional; el portavoz de NC reprochó al Ejecutivo de CC que se haya limitado a “ir a ferias y contar turistas”.

Los nacionalistas progresistas ofrecieron al resto de los grupos para el debate las siete enmiendas parciales registradas a la reforma turística gubernamental, que además reflejan la apuesta de NC por la rehabilitación y renovación del sector y por un crecimiento controlado y ordenado.

Tres de ellas dirigidas a “dar una mayor seguridad jurídica” al alquiler vacacional al fijar, por ley, unos requisitos “mínimos” para desarrollar una actividad que genera “muchos problemas” a la industria turística reglada, en el mercado del arrendamiento de larga estancia y en la convivencia entre los vecinos de los edificios residenciales.

Estas enmiendas de adición excluyen el alquier vacacional en suelo turístico, permiten que el planeamiento urbanístico limite o excluya la comercialización de viviendas vacacionales en determinadas zonas o en la totalidad de un municipio y que el ayuntamiento, mediante acuerdo del pleno, delimite provisionalmente las zonas para desarrollar esta actividad hasta que el planeamiento urbanístico no determine las zonas aptas para su comercialización. Además, las comunidades de vecinos por mayoría decidirán si permiten o prohíben el alquiler vacacional.

Con respecto a las otras cuatro enmiendas parciales, NC mantiene su oposición a la derogación definitiva de la moratoria. En base a esta posición, se plantea un crecimiento alojativo con un límite cuantitativo orientativo de un 1% de las plazas legales existentes y establecer un sistema de seguimiento e inspección de la oferta alojativa, dotada con el personal necesario.

CEOE-Tenerife llama la atención sobre el ritmo creciente que ha adquirido la pérdida de turistas este año un 2,5% entre enero y septiembre, pero un 4,5% en los meses de verano- y advierte de que la recuperación de los destinos competidores del arco mediterráneo -Turquía y Egipto- "está lejos de haber concluido". Al final de este ejercicio, el sector turístico se comportará peor que el resto de la economía, algo que no sucedía desde hacía una década.

El año 2019 no será bueno para la economía canaria, dice la CEOE-Tenerife. La patronal presentó su informe de coyuntura sobre el tercer trimestre de este año, que contiene también sus estimaciones para el próximo y del que se desprende que el crecimiento económico no se detendrá, pero sí aminorará su ritmo, una circunstancia que, junto a la anunciada subida del salario mínimo interprofesional, incidirá en el mercado laboral.

Los cálculos de la confederación de organizaciones empresariales apuntan a que en 2019 "no se producirá creación de empleo, medido en términos interanuales". Sumado al esperado incremento de la población activa, este hecho provocará que la tasa de paro vuelva a superar de nuevo el 20% a finales del ejercicio, después de que en el último verano bajara de ese nivel por primera vez en diez años.