Resultado de imagen de fred olsenLa naviera Fred. Olsen Express inaugurará una nueva ruta directa que unirá Las Palmas de Gran Canaria y Arrecife (Lanzarote), que contará con cuatro conexiones diarias entre ambas capitales.



La compañía, que reforzará también sus trayectos a Morro Jable (Fuerteventura) con la llegada del catamarán más grande del mundo, destaca en un comunicado que sigue apostando por la alta velocidad, por lo que la duración estimada de la travesía a Arrecife será de tan solo tres horas y 30 minutos.

Agrega que ha tenido en cuenta el mercado del pasaje y sus necesidades en la planificación de la línea, por lo que los horarios estarán adaptados para ofrecer el mejor servicio a pasajeros y carga, con salidas desde Arrecife a las 05:30 y 16:00 horas, aunque los domingos, teniendo en cuenta las necesidades de desplazamiento en fines de semana, contará con una salida a las 14:00 horas.

El buque zarpará desde Las Palmas de Gran Canaria a las 10:30 y a las 21:00 horas, mientras que los domingos habrá un viaje a las 18:30 horas.

Según la reorganización de algunas líneas, programaciones ya fijadas, así como de la estacionalidad de las diferentes rutas, durante noviembre y algunos días de diciembre se realizará una única rotación con escala en el puerto de Morro Jable.

Sin embargo, de cara al puente de diciembre y navidad, Fred. Olsen Express mantendrá las dobles rotaciones directas, un horario que será definitivo a partir del próximo 28 de enero, momento en el que la compañía operará las islas orientales con dos buques de alta velocidad.

En paralelo, la naviera está acondicionando las instalaciones portuarias para disponer de terminales de pasajeros en los puertos de Los Mármoles (Arrecife) y de Las Palmas, así como tres rampas en tierra en ambos puertos, lo que permitirá replicar la operativa del resto de puertos en los que opera la compañía.

Por otro lado, la llegada del Betancuria Express supone un refuerzo en la ruta Las Palmas-Morro Jable, un buque de 115 metros de eslora que, construido en los astilleros australianos de Austal en 2011, se posiciona en la actualidad como el catamarán de alta velocidad más grande del mundo en activo.

Inicialmente proyectado para los exigentes requisitos del Báltico, cuenta con un diseño que evita los balanceos en condiciones adversas, algo que unido a una velocidad operativa de 38 nudos (70,4 kilómetros/hora), garantiza el confort a los pasajeros, asegura la naviera.

El barco ha sido entregado a Fred. Olsen este mismo viernes y desde el 1 de septiembre, comienzan los trabajos de acondicionamiento para la puesta a punto del Betancuria Express, que incluyen tanto la revisión de los sistemas estructurales, eléctricos y mecánicos como modificaciones en el área del garaje y en las zonas interiores de pasajeros.

Tras ese trabajo el buque contará con dos cubiertas para más de 350 coches y dos cubiertas para pasaje con una capacidad de 1.600 viajeros, con asientos más confortables, áreas de entretenimiento e instalaciones de compras.

Por su parte, la Clase Oro contará con una terraza de popa que ofrecerá vistas de 180 grados para que los pasajeros disfruten del paisaje de las costas canarias.