Alemania, Bélgica, Italia, Luxemburgo y Holanda-- pidieron a Ryanair que aplique el derecho laboral local a su personal, so pena de exponerse a "riesgo jurídicos", en una carta enviada a la aerolínea irlandesa.

Frente al "conflicto social persistente con una parte considerable de su personal en varios Estados miembros", Ryanair debe encontrar "una solución de forma urgente", dice la misiva, dirigida al director general de la compañía de bajo coste, Michael O'Leary, y de la que la AFP obtuvo una copia.

"Al no aplicar las leyes locales de derecho laboral, Ryanair y sus subcontratas se exponen a riesgos jurídicos", advierten en esta carta los ministros de Trabajo de Bélgica, Kris Peeters; Alemania, Hubertus Heil; Italia, Luigi Di Maio; Luxemburgo, Nicolas Schmit; y Holanda, Wouter Koolmees.

"La actual propuesta en ciertos Estados miembros de una transición de los contratos existentes del personal hacia contratos de derecho local es una forma de poner fin a estos riesgos", añade el texto.

Sea cual sea la solución, es "imperativo" que el periodo de transición sea "muy breve" y que esta solución sea "aprobada por los sindicatos locales", considera la carta.

"Ryanair respeta todas las leyes de la Unión Europea sobre el trabajo. Sigue negociando con sus trabajadores y sus sindicatos en Europa y ya confirmamos la oferta de contratos locales", reaccionó la empresa al ser preguntada sobre esta petición.

Después de haber rechazado negociar con los sindicatos durante sus 30 primeros años de existencia, la aerolínea dio un giro de 180 grados en diciembre, al aceptar el reconocimiento de algunas organizaciones sindicales y negociar con ellas, después de repetidas huelgas.

En Bélgica llegó a un acuerdo de principio con los sindicatos para aplicar el derecho local. "Ahora demostramos solidaridad con otros países, insistiendo con una sola voz en la aplicación del derecho laboral local en cada país", comentó el ministro belga de Economía y Empleo, Kris Peeters, citado por el diario Le Soir.

"Esperamos que esta coalición inédita  dé resultado. No obstante, nos preguntamos por qué algunos países que también se enfrentan a la actitud ilegal de Ryanair no participaron en esta iniciativa", comentó este viernes en un comunicado el sindicato belga CNE-CSC, implicado en las negociaciones con la aerolínea.