Resultado de imagen de samsung

 

Un tribunal de Estados Unidos ha impuesto una multa de 533 millones de dólares a Samsung por copiar el diseño del iPhone de Apple. El fabricante de móviles surcoreano que ya no comercializa el modelo cuestionado deberá pagar otros cinco millones por usar algunas funciones del teléfono inteligente de la compañía de la manzana.

La justicia estadounidense da la razón a Apple que a lo largo del proceso ha argumentado que el diseño de sus smartphones es esencial. La empresa de Cupertino pretendía que la sanción superara los mil millones de dólares mientras que Samsung quería rebajar su importe hasta 28 millones.

La sentencia podría sentar jurisprudencia al considerar un teléfono inteligente como "objeto de diseño", aunque el abogado de Samsung, John Quinn, matiza que "no cree que haya quedado probado en el proceso" y anuncia que apelará la decisión del jurado.

Las dos compañías controlan el 35% del mercado mundial y llevan siete años en una encarnizada batalla legal por la propiedad de las patentes de los teléfonos inteligentes. En 2011, Apple logró su primer triunfo y Samsung fue condenada a pagar 400 millones, pero recurrió el veredicto.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos anuló en 2016 la sanción de 400 millones y devolvió el litigio a la jurisdicción ordinaria. En el nuevo proceso, el jurado debía determinar si los elementos copiados justificaban que Samsung devolviera la totalidad de los beneficios obtenidos con el móvil o solo una parte porque eran meros componentes.

El abogado de la compañía surcoreana explica que "Samsung estaba dispuesta a pagar, pero no era justo reembolsar todos los beneficios obtenidos con el smartphone".

Las tres patentes en cuestión eran los bordes redondeados del móvil, los iconos de colores ordenados sobre un fondo negro y la función que permite tocar la pantalla para ampliar una imagen. Samsung esperaba una decisión que no comprometiera "la creatividad y la competencia" mientras que el abogado de Apple, Joseph Muller, incide en la importancia del diseño y "la aplicación del diseño a los móviles".

Muller sostiene que en el caso del IPhone es igual de importante proteger el diseño que el aparato en términos de patentes. Desde el inicio del proceso, los grandes gigantes tecnológicos (Google, Facebook, Dell, Hewlett-Packard) se han alineado con Samsung mientras que Apple ha buscado aliados en el mundo de la creación y ha citado precedentes como la forma de la botella de Coca-Cola.