El comisario europeo de Presupuesto, el alemán Günther Oettinger, durante una conferencia de prensa en Bruselas

El comisario europeo de Presupuesto, el alemán Günther Oettinger, se ha disculpado este martes por unas polémicas declaraciones en las que confió en que la tormenta económica en los mercados convenza a los votantes en Italia "para que no apoyen a populistas de derechas ni de izquierdas".

  Oettinger ha asegurado que "respeta plenamente" la voluntad de los votantes. "No pretendía ser irrespetuoso y me disculpo por ello", ha dicho el comisario, quien ha insistido en que "Italia, como país fundador [de la UE] ha desempeñado y desempeña un papel importante en la integración europea y espero que continúe por esa vía".

"Espero que, en las próximas semanas, la evolución de los mercados, bonos y economía de Italia será tan drástica que se convierta en una señal para que los votantes no apoyen a populistas ni de derechas ni de izquierdas", había señalado previamente en una entrevista con la televisión alemana Deutsche Welle (DW).

El comisario hizo esas declaraciones al responder una pregunta sobre si temía que, en unas posibles elecciones en Italia, los partidos populistas se vieran fortalecidos y se pusiera en peligro la pertenencia de ese país a la eurozona y a la Unión Europea (UE).

Su respuesta incendió el país y provocó las reacciones de destacados líderes políticos tanto italianos como europeos, así como del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien ha afirmado que "el destino de Italia no está en manos de los mercados financieros".