Visita realizada por Donald Trump a China (en la imagen, junto al presidente Xi Jinping), el pasado mes de noviembre.

El Gobierno estadounidense impondrá aranceles del 25% a determinados productos chinos con "tecnología industrial significativa" como parte de sus acciones para combatir el robo de propiedad intelectual del que acusa a Pekín, ha indicado la Casa Blanca.

"Para proteger nuestra seguridad nacional, Estados Unidos implementará restricciones específicas de inversión y controles reforzados de exportaciones para personas y entidades chinas relacionadas con la adquisición de tecnología industrial significativa", apunta la nota de la Casa Blanca.

  Donald Trump anuncia que impondrá un arancel del 25%, por un valor de 50.000 millones de dólares, a las importaciones chinas que contengan tecnología industrial que Washington considera violan la normativa de propiedad intelectual. La medida, a la que sumarán otras similares aún por desvelar, se comenzará a aplicar a partir del próximo 30 de junio.

"Estados Unidos continuará sus esfuerzos para proteger la tecnología doméstica y la propiedad intelectual, detener las transferencias no económicas de tecnología industrial significativa y propiedad intelectual a China, y asegurar el acceso al mercado chino", agrega el comunicado.