La legislación salió adelante con 456 votos a favor, 147 en contra y 49 abstenciones.

El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha votado a favor de que los trabajadores desplazados temporalmente a otro país de la Unión Europea (UE) deban beneficiarse de las mismas condiciones y cobrar el mismo sueldo que los trabajadores locales con el mismo empleo. La legislación salió adelante con 456 votos a favor, 147 en contra y 49 abstenciones.

La iniciativa plantea que se apliquen a los trabajadores desplazados todas las normas salariales de los países de acogida, tanto las fijadas en leyes como en convenios colectivos regionales o sectoriales "representativos", precisó el PE en un comunicado. Hasta el momento, los convenios solo se habían tenido en cuenta en el campo de la construcción.

Además, los gastos de viaje, manutención y alojamiento deberá pagarlos el empleador y no podrán descontarse del sueldo del trabajador.

Las empresas también estarán obligadas a garantizar que las condiciones del alojamiento sean "decentes" y acordes a las normas nacionales.

En cuanto a la duración del desplazamiento, deberá prolongarse como máximo hasta un año, con la posibilidad de extenderla seis meses más.

Tras ese tiempo, el empleado podrá permanecer y trabajar en el Estado miembro en el que se encontraba, pero se le aplicará toda la legislación laboral del país al que se ha trasladado.

En el caso de los desplazamientos fraudulentos como los realizados por firmas buzón, es decir, por filiales deslocalizadas, los Estados miembros tendrán que cooperar para garantizar que los empleados son protegidos, al menos, por las condiciones de la directiva aprobada este martes en el pleno del Parlamento.