Resultado de imagen de teresa may

Theresa May ha defendido este miércoles su plan para salir de la Unión Europea, aunque ha advertido que no tiene miedo a un Brexit sin acuerdo y que no aceptará cualquier pacto con Bruselas.  Mejor que un Brexit suave o un Brexit duro, May ha pedido unidad para cerrar el paso a un segundo referéndum ante las divisiones internas entre euroescépticos y proeuropeos. "Debemos unirnos ahora si vamos en direcciones distintas persiguiendo un mismo Brexit", ha asegurado en su discurso ante el congreso anual del Partido Conservador, que se celebra en una semana de ataques desde sus filas.

La premier ha salido al escenario de Birminghan al ritmo de los acordes de Dancing Queen de ABBA en un intento de desdramatizar la complicada situación en la que se encuentra para negociar, lo que ha calificado, como "la fase más difícil" de las negociaciones con Bruselas.