Resultado de imagen de pagos movil

El Consejo de Ministros ha analizado el Anteproyecto de Ley de Servicios de Pago que traspone una directiva comunitaria con la que se pretende afrontar los cambios planteados en la operativa con tarjeta a través de internet o móviles, así como reforzar la seguridad en los pagos electrónicos.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha aclarado que habrá dos nuevos servicios de pago. Por un lado, los de iniciación de pago, que son intermediarios entre comerciantes y consumidores y que garantizan el pago del consumidor al comerciante directamente, constituyendo una alternativa a los pagos con tarjeta. Por otro lado, los servicios de información sobre cuentas (agregadores de cuentas), que son entidades que consolidan toda la información de las diversas cuentas que tiene abiertas un usuario en diferentes entidades y que permite, por ejemplo, el pago con los móviles.

Méndez de Vigo ha añadido que la normativa incluye como novedad "la exigencia de una autentificación reforzada del cliente en el acceso online de cuentas". Además, reduce de 150 euros a 50 euros las pérdidas máximas que un cliente debe asumir en el caso de que se produzca una operación de pago no autorizada como consecuencia del extravío o robo de ese instrumento de pago.

Esta ley, según ha explicado el ministro, también obligará a todos los comerciantes a tener una alternativa de pago en efectivo, siempre que la cantidad supere los 30 euros. "Es un nuevo paso para facilitar los derechos de los consumidores, los medios de pago y para garantizar la seguridad de los mismos", ha recalcado.