El Consejo General de Empleo trató la financiación de la convocatoria para los proyectos de itinerarios integrados de inserción laboral de personas en situación de exclusión social o en riesgo de padecerla, inmigrantes y personas con discapacidad (PIIIL). A través del Servicio Canario de Empleo (SCE) se destinarán 4.195.000€, un millón más que en la anterior convocatoria, a las entidades sin ánimo de lucro que presenten proyectos con la finalidad de mejorar la empleabilidad y la inserción laboral de estos colectivos especialmente vulnerables, aumentando su competitividad y proporcionando un especial apoyo, diferente al resto de programas de formación, debido a sus características particulares.

La resolución especifica, además, la discriminación positiva en favor del colectivo de mujeres, priorizando a las víctimas de violencia de género, para garantizar la igualdad de oportunidades y la superación de las situaciones de segregación profesional, estableciéndose una ratio del 55% de féminas sobre el número de hombres que accedan a estos proyectos.

El Servicio Canario de Empleo también priorizará a jóvenes tutelados y con medidas judiciales, menores de 30 años insertos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, desempleados de larga duración o beneficiarios del PREPARA, entre otros.

Esta iniciativa de empleo, incluida dentro del Plan Estratégico de Subvenciones del Organismo Autónomo SCE 2018-2020, está financiada al 85% por el Programa Operativo del Fondo Social Europeo. El importe total del crédito se destinará a 247 plazas para proyectos de personas en situación de exclusión social; 175 para proyectos de personas con discapacidad; y 15 plazas para los proyectos destinados a la inclusión de inmigrantes.

Las personas que accedan a estos itinerarios de formación recibirán, además, distintas becas y ayudas que van desde los 7 euros diarios pro asistencia, hasta ayudas al transporte en distinta cuantía, y ayudas a la conciliación.

El Consejo General de Empleo aprobó las bases que regularán los programas de formación en alternancia con el empleo. A estas subvenciones podrán concurrir organismos autónomos o entes públicos de las administraciones de la comunidad autónoma, asociaciones, fundaciones, otras entidades sin ánimo de lucro, universidades públicas de Canarias, corporaciones de Derecho Público etcétera que presenten proyectos de formación y empleo para personas no ocupadas, sin cualificación profesional o con baja cualificación, que presenten dificultades de inserción inscritas como demandantes en el SCE.

Esta nueva edición permitirá cualificar y contratar a un total de 1550 personas, y a otras 416 como personal docente y administrativo, durante 11 meses y medio. Las personas que acceden a estas iniciativas de empleo como alumno-trabajador recibirán la formación inherente a los certificados de profesionalidad, así como formación complementaria de materias generales, y realizarán un trabajo efectivo en un entorno real que les permitirá adquirir experiencia profesional. Desde el inicio, los destinatarios participantes serán contratados por las entidades beneficiarias. La duración de la jornada de trabajo de las personas participantes será del 75% (en las que se incluyen horas de formación práctica).

La entidad beneficiaria de la subvención se compromete a conseguir la contratación de, al menos, tres de los destinatarios de las acciones.

Para esta convocatoria se han destinado inicialmente 27,4 millones de euros (3,4 más que el año pasado).