El Alto Comisionado  fue creado hace dos semanas por el Ejecutivo del presidente Pedro Sánchez con el  convencimiento de que "no puede haber desarrollo sostenible sin erradicar la pobreza", como se encargó de reiterar hoy al término del Consejo de Ministros la ministra Portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

Este organismo liderado por Gallach dependerá de manera directa del presidente del Gobierno y tiene como tarea primordial coordinar en España la agenda internacional y universal confeccionada por Naciones Unidas para reducir la pobreza, la desigualdad en todas sus formas, contribuir a frenar el cambio climático y eliminar la existencia del empleo precario.